Categoria: Técnicas


0

Actuación

Actuación

100%
Lección 1
Lección 2
Lección 3
Lección 4

Medium_Expresion1

Las emociones son lo que nos hace humanos.

Su impacto modifica nuestra vida diaria, entorno social, atención, percepción y memoria.

La parte del cuerpo que indica nuestras emociones es la cara.

Cuando reímos o lloramos demostramos estas emociones, dejando que otros entren un momento a nuestras mentes, mientras leen nuestro rostro y los cambios que en él se muestran.

Los ojos cambian, las cejas, los parpados, las fosas nasales y los labios. 

Nuestra cara es un sistema complicado y altamente diferenciado de nuestro cuerpo, de hecho, es uno de los más complejos sistemas de signos que tenemos.

Tiene más de cuarenta músculos autónomos estructurados y funcionando, cada uno puede activarse de forma independiente sin necesidad del otro.

El sistema facial muscular es el único lugar de nuestro cuerpo donde los músculos están o pegados al hueso y al tejido facial, o solamente al tejido facial como los músculos que están cerca de los labios.

La actividad facial muscular está diseñada especialmente para las expresiones, nos permite compartir información y comunicarnos con palabras o sin ellas.

El nervio facial controla la mayoría de los músculos de la cara.

Todos los músculos de nuestro cuerpo están intervenidos por nervios, que viajan por toda la espina dorsal y el cerebro.

La conexión nerviosa es bidireccional, van del cerebro a los músculos y viceversa, de los músculos al cerebro.

Cualquier persona que quiera ser un actor respetado se le recomienda aprender y dominar las expresiones faciales mediante el entrenamiento de los músculos de su rostro efectivamente y filmarse haciendo estos ejercicios.

Medium_Expresiones2

La rapidez con la que se logra mostrar estas expresiones de manera adecuada, es una indicación de cuanto talento se tiene.

Solo un observador profesional puede juzgar su actuación, no se engañen creyéndose persuasivos, algunos se creen y obtienen resultados ridículos.

La universalidad de las expresiones faciales han estado siempre en debate.

Algunas son más universales que otras, mientras otras pueden ser mal interpretadas dependiendo la cultura en donde se desarrollen.

Estas son las expresiones faciales más comunes dentro del mundo de la actuación:

  • Confusión: se logra arrugando la nariz y la frente, algunas veces levantando una ceja más que la otra. Los labios permanecen fruncidos también, aunque se acentúa alrededor de los ojos y la nariz.
  • Vergüenza: Los ojos evitan la mirada directa y se enfocan en el suelo, demostrando estar preocupados o tristes. Así como los ojos, la cabeza está hacia abajo, con la boca en un estado neutral.
  • Asombro: es fácilmente identificable ya que los ojos están sumamente abiertos al igual que la boca. Esta expresión está muy relacionada con el miedo y es una de las que hacemos instintivamente, casi sin darnos cuenta. Muchas veces no es necesario hacerla, instantáneamente aparece luego de una reacción a algo. 
  • Enfoque: la expresión facial de estar enfocados o concentrados puede variar de acuerdo a la situación. Si la persona está enfocada en algo en particular, los ojos estarán fijos en ese algo, en cambio si se está enfocando en una idea, los ojos estarán viendo arriba o a uno de los lados. Para mayor perfección, casi se deja de parpadear. Es interesante ya que cuando alguien está enfocado en lograr un objetivo, la lengua se mueve de un lado a otro, esto es conocido como desinhibición motor, un fenómeno en el cual la energía del cerebro está enfocada en lograr el objetivo mientras que deja a las otras partes del cuerpo inactivas.
  • Cansancio: aquí los parpados están medio abiertos, las cejas están levantadas, tratando de mantenerse despiertos. 
  • Seducción: una expresión seductora varía mucho, aunque hay rasgos que se mantienen. Los ojos están fijos y la mirada es intensa a la otra persona, estrechándose ligeramente mientras se enfoca en el objeto deseado. Los labios pueden estar juntos o levemente separados. La cabeza está un poco levantada hacia uno de los lados, dejando ver un poco más el cuello. Para lograr mayor perfección, una sonrisa desvanecida y mayor parpadeo dan el toque final.
  • Ira: las cejas están apretadas entre si formando pliegues, las cejas están rectas y pegadas. La cabeza está ligeramente bajada y los ojos miran a través de unas cejas bajas.
  • Miedo: aquí los ojos están sumamente abiertos y las cejas bien arriba, la boca está bien abierta, al igual que en el asombro.
  • Tristeza: cejas hacia arriba y ceño fruncido. Todo está decaído, sin estar acentuado en alguna parte en específico.
  • Alegría: una sonrisa y los ojos en forma de media luna lo hacen todo.

Así manejamos nuestras expresiones faciales, ahora pasemos a nuestro cuerpo como instrumento de expresión.

Capitulos

  • 1
    Tipos de expresiones
  • 2
    Manejo del cuerpo como instrumento...
  • 3
    Estudio y Manejo del guion
  • 4
    Maquillaje, vestuario y utilería